10 señales que indican que a tu cuerpo le falta agua

¿Conoces cuáles son los signos de la deshidratación? Aquí te los decimos.

See in english

Cuando estamos en una zona calurosa, debemos prestar atención a nuestro cuerpo y atender las primeras señales de deshidratación. Checa esta lista.

Punzadas en la cabeza. Nuestro cuerpo usa constante agua. Cuando los niveles de hidratación bajan, ocurre una reacción química en la sangre, a la cual nuestro cerebro es muy sensible y reacciona con un dolor de cabeza. El dolor se hace peor mientras más baje la hidratación, porque también baja el volumen de la sangre y menos oxigeno fluye en el cerebro, causando que se dilaten los vasos y que el dolor de cabeza se haga peor.

Estreñimiento. El agua ayuda a mover el desperdicio de comida a través de los intestinos. Si no tienes el agua suficiente, probablemente termines con estreñimiento.

Hambre. No significa que siempre sea hambre, muchas veces es deshidratación, así que cuando tengas un antojo toma un vaso de agua y espera, probablemente desaparezca porque la necesidad de agua ha sido cubierta

 Mareos. Cuando hay poca agua, el volumen de la sangre y la presión disminuyen, haciéndonos sentir mareados. Una clave de deshidratación es mareo al ponerse de pie.

Orina demasiado amarilla. Es una clara señal de falta de agua. Esto quiere decir que la orina está muy concentrada de desechos, y sucede porque el agua ayuda a que estos fluyan y a hacer el proceso más efectivo.

Fatiga inexplicable.  Esa sensación de fatiga que no puedes más, también puede ser falta de agua. Cuando el cuerpo tiene la suficiente cantidad de agua la sangre fluye mantiene su nivel y su presión, por lo tanto cuando no hay agua bajan esos niveles y también el nivel de oxígeno en la sangre. Esa falta de oxígeno aletarga los músculos y los nervios, haciéndonos las lentos y pesados, y muy candados.

Alteraciones en la sudoración. El sudor sirve para regular la temperatura del cuerpo. Cuando nos sobrecalentamos, por ejemplo como cuando hacemos ejercicio, sudamos para bajar la temperatura por medio de la evaporación. Si no estamos bien hidratados, y nos sobrecalentamos no vamos a poder sudar como se debe, ¡y eso puede ser un problema.

Calambres. también son una señal de deshidratación. Es necesario tener la hidratación y los electrolitos balanceados, así como el sodio y el potasio. Estar bien hidratado ayuda a que todo fluya por los músculos y no nos acalambremos.

Boca seca y la lengua pastosa. Es increíble pero la verdad hoy en día ni cuenta nos damos. Detente y piensa y si tienes esto, es hora de tomar más agua.

Piel poco elástica. Pellizca tu piel, y tiene que regresar a su forma original inmediatamente. Cuando esto no sucede la deshidratación ya es de moderada a severa (alrededor del 20% de cuerpo deshidratado), como por ejemplo un golpe de calor. Si es el caso, hidrátate inmediatamente pero despacio para evitar un cambio brusco en el volumen y la presión de la sangre.

Texto: Debbie Zermeño.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *