Ventajas de la menta, en qué te beneficia y ayuda

Conoce los diferentes usos de la menta, gracias a sus propiedades en cuestiones digestivas, antisépticas e incluso anestésicas.
See in english

Como todos sabemos, las propiedades más conocidas de la menta son su aroma particular y frescura, además de su función como digestivo, antiséptico y ligeramente anestésico. Como algunas otras hierbas, los usos más comunes que se le dan son el té, el aceite esencial y el extracto, pero en este artículo te presentaremos las cinco diferentes maneras en las que puedes darle un uso diferente:

1.- Si sufres de insomnio

Si las noches son un suplicio porque no puedes conciliar el sueño, antes de ir a dormir prepara un té de menta y tómalo mientras te relajas en un lugar tranquilo, verás que después de un rato empezarás a sentir su efecto tranquilizante y te será más fácil ir a la cama.

2.- Menta para la gripe

Una buena manera de descongestionar la nariz es verter un poco de aceite de menta en una esponja, colocarla en el piso previo a bañarte con agua bien caliente y dejar que se moje poco a poco. El vapor que se genere será olor a menta y gracias a éste empezarás a sentir cómo se descongestiona tu nariz. Del mismo modo sirve para la bronquitis.

3.- Alivia quemaduras de sol

Lo que debes hacer en este caso es preparar una infusión concentrada de menta –ya sea con bolsas de té o con 2 cucharadas en agua caliente–, dejar que se enfríe y aplicarla sobre la zona afectada con una pequeña gasa, teniendo cuidado de no frotar. Esto dará alivio y ayudará a la piel a recuperarse.

4.- Enjuague para mejorar el aliento

En cuatro tazas de agua hirviendo coloca cuatro cucharadas de hojas de menta, déjala reposar hasta que se enfríe y cuela, para después meter el resultado en el refrigerador. ¡Listo!, ahora tienes un enjuague bucal perfecto para llevar a cualquier lado.

5.- Para mejorar la concentración

Normalmente se usa para los niños o universitarios en temporada de exámenes, pero funciona para cualquiera que necesite estar enfocado en el día a día. Utiliza unas gotas de aceite de menta como aromaterapia, pues está comprobado que el aroma mejora la concentración y la memoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *